Blog

Dificultades Familiares

 

2-Cubo3x3Con un proceso Familiar mejoraréis el nivel de bienestar de todo el núcleo familiar.

 

Tu familia puede necesitarlo para encontrar los recursos necesarios para cuidar de su bienestar.

El contexto familiar es un microcosmos donde se dan diferentes conflictos y problemas que acaban afectando la salud física y emocional de sus miembros. 

Acabada la jornada laboral, una vez en casa, un momento feliz como el reencuentro con nuestros seres queridos se puede transformar en una oportunidad para sacar a la luz las tensiones y los conflictos existentes.

La causa de todo ésto puede ser el estrés creado por nuestro actual modelo de vida, por tener que compaginar la vida familiar con la vida laboral y por la falta de tiempo. El resultado es un grande desgaste físico y emocional.

Aprovechar de los servicios de Daniele es una opción muy ventajosa que los padres deberían tener en cuenta para mantener o mejorar el nivel afectivo-relacional entre los miembros de la familia.

Es útil en los puntos de inflexión de la vida de la familia.

Cada situación de cambio hace necesario adaptar nuestros recursos o adquirir otros nuevos (el embarazo, la llegada de hijos, su crianza, su educación, etc.).

A veces la nueva situación nos reclama la creación de nuevos hábitos, otras la eliminación de viejas costumbres.

Las personas adultas pueden presentar fuertes resistencias a los cambios, lo que les lleva a activar pensamientos y conductas que pueden desencadenar estados emocionales y físicos nocivos tanto para ellas mismas como para su entorno familiar y social. 

Frente a situaciones como las rupturas sentimentales y las separaciones, una enfermedad o la pérdida de un ser querido, es necesario tener las actitudes adecuadas para que la familia consiga ser relisiente y su bienestar físico y emocional no se destabilice de manera irreversible.

Un proceso familiar os puede ayudar en la adaptación a esos cambios y en hacer que la familia sea más resilentes.

Favorece la armonía y el equilibrio psíquico y emocional (inteligencia emocional).

Tener un buen nivel de consciencia de las emociones que acompañan a las relaciones entre personas os ayuda a desarrollar habilidades útiles para gestionar las situaciones de crisis.

En una familia esos momentos de crisis se pueden dar muy a  menudo: discusiones, peleas, reacciones emocionales no acorde con la situación, reacciones impulsivas y a veces violentas (gritos, maltrato físico o psíquico).

Gracias al desarrollo de la inteligencia emocional pedéis mejorar la comunicación, para que sea no-violenta, eficaz, respetuosa. 
El desarrollo emocional os permite también fomentar o mejorar la empatía personal, la comprensión mútua, aportando a los demás un modelo de apoyo emocional diferente.

A través del desarrollo de las habilidades emocionales, os permite crear las condiciones necesarias para que construyáis sistemas en donde los miembros de la familia puedan crecer armoniosamente y con un buen equilibrio emocional (facilitando también el sano desarrollo psíquico y emocional de los hijos). 

Un proceso que interviene en el individuo, en el ‘sistema familiar’ y en sus subsistemas.

El focus de la intervención es el ‘sistema familiar’. En el sistema familiar todos sus miembros son interdependientes. Si un cambio negativo puede influir en todos el sistema y en todos sus miembros, entonces un cambio positivo puede aportar importantes beneficios.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para asegurar a nuestros visitantes la mejor experiencia en este sitio web así como para analizar su tráfico de manera anónima. En ningún caso recopilamos información personal que pueda identificar a los visitantes en modo alguno. Si continúas utilizando este sitio web asumiremos que estás de acuerdo pero, hasta que no nos lo digas expresamente y en cumplimiento del RGPD te seguiremos mostrando este mensaje.

Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, puedes ver nuestra Política de Privacidad y Aviso legal.