Blog

Divorcio y separación: efectos en hijos adolescentes

Presento aquí un breve extracto de mi Trabajo Final de Grado en Psicología (Facultat Blanquerna, Universitat Ramon Llull): Elaboración de la pérdida a través del perdón: intervención con adolescentes con padres separados'. Un trabajo en el cual presento una intervención psicoterapéutica grupal dirigida a adolescentes con el objetivo de elaborar el duelo referido a la pérdida del proyecto de vida familiar construido hasta el momento de la separación de los padres, y a la reconstrucción de una nueva relación con los padres según las nuevas circunstancias post separación.

- Una fase de crisis y de construcción
- Resultados de estudios recientes
La separación y el divorcio como pérdida
Ruptura, adaptación y reconstrucción de las relaciones 

Una fase de crisis y de construcción

La separación de los padres, en muchos casos, se da durante la infancia y la adolescencia (datos de INE del 2015), dos momentos del ciclo vital en los que los padres, tienen un rol fundamental en el desarrollo de los hijos. La adolescencia es una etapa del ciclo vital en la cual el individuo experimenta cambios físicos, emocionales y psicológicos que pueden considerarse unas pérdidas y ganancias. La separación de los padres puede ser percibida como una pérdida más, implicar una adaptación cognitiva, emocional y finalmente la vivencia de un duelo. La investigación demuestra que los hijos de parejas separadas pueden presentar síntomas y conductas que pueden perjudicar el bienestar físico y psicológico. 
Durante esta fase de la vida se activan muchos procesos de exploración y de crisis que pueden facilitar una reorganización de la identidad del individuo que desde la infancia se encamina hacia la edad adulta (Erikson, 1974). Separación, Divorcio, efectos en los hiosEn este proceso evolutivo y adaptativo el adolescente a la vez va construyendo día tras día sus nuevos modelos mentales para ir integrando nuevos aspectos de la realidad, nuevos modelos afectivos y relacionales (García, Mellado & Santillán, 2010) generalmente acompañado por los padres que acostumbran tener la función de facilitadores de este nuevo aprendizaje

El proceso de construcción de la identidad puede verse dificultado cuándo los padres ya no son percibidos como facilitadores sino como figuras ambiguas o como fuente de dolor emocional. Esto puede pasar cuando hay separación o un divorcio de los dos progenitores (García, Mellado & Santillán, 2010).

Resultados de estudios recientes

Un reciente estudio confirma que el divorcio es un importante factor de riesgo para el bienestar de los hijos (Amato & Anthony, 2014). Según los autores, los hijos pueden verse afectados antes de la separación, el malestar puede ir aumentando conforme se acerca la separación definitiva de los dos padres, fase en la que se da el pico máximo de problemas. En otros casos, la separación puede ser el desencadenante de los problemas que progresivamente pueden ir aumentando con el paso de los años. Entre las consecuencias, a causa del estrés de los padres, puede verse afectada su capacidad de cuidar. Los estudio indican también que a eso  se sumaría una disminución de su supervisión y del tiempo que eacaban pasando con sus hijos, los cual lleva a una disminución de la calidad de vida de los hijos. (Amato & Anthony, 2014). Según estos autores, la separación de los padres puede también desencadenar otros tipos de cambios: económicos (cuando los padres necesitan hacer frente a los gastos de dos hogares); sociales (en el estatus social, en las relaciones); logísticos (posible mudanza de casa, de barrio y de colegio). Se trata de una serie de novedades que requieren una nueva adaptación por parte de los adultos y de los hijos, y que pueden influir, según los recursos y las situaciones, positiva o negativamente en su bienestar.
Los primeros estudios dirigidos a comprender los efectos de la separación de los padres en el nivel de bienestar general de los hijos (Cantón, Cortés & Justicia, 2002; Cantón, Cortés, Justicia & Cantón, 2013) encontraron como consecuencia principal unas dificultades de ajuste ante los cambios que se dan en la vida de los hijos y que pueden causar una cierta confusión así como aprensión que puede ser experimentada a través de estrés emocional, resentimiento y cólera, desobediencia, estados ansiosos o de depresión escolar (Amato, 1993; Marin, 2010; Cantón et al., 2013). Muchas de esas dificultades acaban manifestándose en el ámbito escolar. Un estudio realizado con adolescentes españoles, ha demostrado que los hijos de padres separados suspenden más que los que tienen padres casados y que su autoconcepto académico suele ser peor que el de los adolescentes que viven con ambos progenitores (Orgilés, Johnson, Huedo-Medina & Espada, 2012). Otros estudios han encontrado factores favorecedores del bienestar de los hijos en la relación positiva padres-hijos y en la práctica de la crianza (Amato & Gilbreth, 1999; Cantón et al., 2013).

La separación y el divorcio como pérdida

La separación constituye una crisis en todo el sistema familiar con repercusiones en aspectos sociales, psíquicos y afectivos. Según Jorge Tizón (2004) puede considerarse una pérdida y una transición psicosocial que puede activar procesos de duelo que se resolverán cuando se haya conseguido realizar unas tareas necesarias para tal fin.
La separación de los padres afecta en a la relación padres-hijos y a la vinculación del hijo con sus progenitores. Según Bowlby, y su teoría del apego (1980), la separación de los padres puede provocar inicialmente reacciones de protesta en los hijos, sintomatológicamente representada por miedo y enfado, desesperación, por tristeza y sensación de abandono. Sucesivamente los hijos pueden experimentar una reorganización cognitiva y afectiva que permite la adaptación a la nueva situación relacional.

Ruptura, adaptación y reconstrucción de las relaciones

En conclusión, el divorcio de los padres implica una ruptura o una reorganización del vínculo previamente establecido y que puede ser percibido como un abandono o una pérdida (Tizón, 2004), entonces puede ser necesario considerar el impacto que todos estos factores tienen en el individuo, en su adaptación funcional a la vida y en su bienestar bio-psico-social. Además de las características familiares, intrapersonales e intrapersonales, la adaptación puede depender de la calidad del proceso de duelo que realice el individuo y de la reconstrucción de significados respecto a la experiencia vivida (Botella & Herrero, 2001).

 

Referencias:

- Amato, P.R. (1993). Children’s adjustment to divorce: theories, hypotheses, and empirical support. Journal of Marriage and the Family, 55, 23-38.
- Amato, P.R. & Gilbreth, J.G. (1999). Nonresident fathers and children's well-being: A    meta-analysis. Journal of Marriage and the Family72, 557-573.
- Amato, P.R. & Anthony, C.J. (2014), Estimating the effects of parental divorce and death with fixed effects models. Journal of Marriage and the Family76(2).- Erikson, E.H. (1974). Identidad, juventud y crisis. Buenos Aires: Paidós.
- Bolwby, J. (1980). Attachment and loss. Vol II. Separation. New York: Basic Books.
- Botella, L. & Herrero, O. (2001). La pérdida y el duelo desde una visión constructivista narrativa. Recuperado de https://www.researchgate.net/publication/258098659_Una_aproximacion_constructivistanarrativa_de_la_perdida_y_el_duelo_como_forma_de_combinar_tecnicas_terapeuticas.
- Cantón, J., Cortés, M.R. & Justicia, M.D. (2002). Las consecuencias del divorcio en los hijos. Psicopatología Clínica, Legal y Forense2(3), 47-66.
- Cantón, J., Cortés, M.R., Justicia, M.D. & Cantón, D. (2013). Violencia doméstica, divorcio y adaptación psicológica. Madrid: Pirámide.
- García, R.I., Mellado, A. & Santillán, L., (2010). Pérdida y duelo infantil: una visión constructivista narrativa. Alternativas en. Psicología, 15(23), 58-67.
- Marin, M. (2010). Divorcio conflictivo y consecuencias en los hijos: implicaciones para las recomendaciones de guarda y custodia. Papeles del Psicólogo31(2), 183-190.
- Orgilés, M., Johnson, B., Huedo-Medina, T. & Espada J. (2012). Autoconcepto y ansiedad social como variables predictoras del rendimiento académico de los adolescentes españoles con padres divorciados. Electronic Journal of Research in Educational Psychology, 10(1), Número Online 26, 57-72.
- Tizón, J.L. (2004). Pérdida, pena , duelo. Barcelona: Paidós.

Utilizamos cookies propias y de terceros para asegurar a nuestros visitantes la mejor experiencia en este sitio web así como para analizar su tráfico de manera anónima. En ningún caso recopilamos información personal que pueda identificar a los visitantes en modo alguno. Si continúas utilizando este sitio web asumiremos que estás de acuerdo pero, hasta que no nos lo digas expresamente y en cumplimiento del RGPD te seguiremos mostrando este mensaje.

Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, puedes ver nuestra Política de Privacidad y Aviso legal.