Blog

El bullying y el silencio

El pasado 22 de marzo, junto con la psicóloga y psicoterapeuta relacional Raffaella Damiano, presentamos a los padres de la AMPA de la Escuela Primaria Italiana en Barcelona "Maria Montessori", un modelo de comprensión del fenómeno del bullying, desde la perspectiva de la complejidad, unas propuestas de prevención y de intervención, desde la perspectiva de la consciencia y de las habilidades personales  y de la contención por parte del adulto (familia y escuela). En la conferencia participaron activamente muchas madres y padres, se ofreció información sobre el bullying pero, por limitaciones de tiempo, no pudo abordarse bien el aspecto del silencio. Las reflexiones que siguen están centradas en el silencio relacionado con el bullying.

El silencio, posibles causas
El silencio, posibles efectos
El silencio, posibles soluciones
Conclusión
Recursos

El silencio, posibles causas

Sea que se trate de niños o adolescentes, la respuesta inicial de la víctima frente al maltrato es sensación de indefensión, de no poder con ello, y como consecuencia el silencio y el sufrimiento en solitario.Se evita hablar con los compañeros para evitar de confirmar la ineficacia personal percibida frente a la situación, para evitar delatar a los compañeros, además con el miedo añadido de quedarse solo y sin amigos, de ser juzgado y encima abandonado por la amiga o el amigo con el que se ha compartido el doloroso secreto. Se evita hablar con los adultos, educadores, porque pueden ser percibidos como los que supuestamente deberían cuidar y crear un espacio seguro y que en cambio no lo están haciendo. Se evita hablar con los propios padres, probablemente por el mismo motivo, pero también para no hacerles sufrir y para no presentarse a ellos como ‘incapaces’ de poderse enfrentar a sus similares, a aquellos compañeros que tienen sus mismos recursos y con los cuales ha crecido y han deseado compartir momentos y actividades. Silencio bullying, Daniele Vasta, Psicología Barcelona

El silencio, posibles efectos


El bullying crea una gran soledad, percibida y real en la persona que lo sufre, un malestar que cuesta mucho expresar en palabras. Para algunos niños y adolescentes puede ser un monstruo que viene percibido como desmesuradamente fuerte, al que en algunos casos se le permite vencer, encima quitando vidas, en otros casos puede tomar forma de un tatuaje oscuro en alma.

El acoso escolar crea confusión, incapacidad de pensar y de comprender, y mientras que el niño, la niña o el adolescente intentan aclarar lo que les está sucediendo, el dolor empieza su acción corrosiva, una pelota de nieve que puede volverse aplastante si no se dan los pasos necesarios para reducir la confusión.

En el niño la confusión, la ansiedad y los miedos tienen que encontrar y ponerse en comunicación con un adulto informado, capacitado o dispuesto a adquirir más habilidades, que pueda sacar a la víctima de la soledad, que pueda aliarse con ella para enfrentarse al monstruo.

El silencio, posibles soluciones 

En los casos más afortunados la víctima siente de poder confiar y comunicar su dolor a un adulto. Eso se da porque ha podido vivir experiencias previas de confianza y de apoyo, porque ha podido integrar valores de justicia hacia el prójimo, pero también hacia él mismo y por lo tanto no permite que se le acose, así como no permitiría que se acosara a alguien más. Cuando existen esas experiencias positivas y estas experiencias positivas entonces es más fácil romper el silencio compartiendo el secreto doloroso o pidiendo ayuda, activando así un proceso que tiende a romper la dinámica del acoso y dando paso a una intervención sanadora dirigida a la víctima, al agresor y a otros compañeros implicados, pero también a todas las familias que deberían sentir la responsabilidad de sostener los principios y los efectos de la intervención también en sus respectivos hogares familiares.

Conclusión

Par concluir, el silencio puede romperse en los lugares donde se percibe la posibilidad de ser escuchado, comprendido, apoyado y acompañado y protegido en el proceso que se activa después de la denuncia. Un proceso en el cual los actores adultos tienen que hacerse cargo de la disminución del malestar di todos los actores que han participado en la situación de bullying: victima, agresor, sostenedores del agresor y testigos pasivos.

Recursos:

Un grito desde el silencio (novela), de Rose Marie Tapia.

Una obra que, a partir del formato narrativo, contiene una serie valiosa de orientaciones y sucesos aleccionadores, relacionados con la familia, el hogar y la persona.

Utilizamos cookies propias y de terceros para asegurar a nuestros visitantes la mejor experiencia en este sitio web así como para analizar su tráfico de manera anónima. En ningún caso recopilamos información personal que pueda identificar a los visitantes en modo alguno. Si continúas utilizando este sitio web asumiremos que estás de acuerdo pero, hasta que no nos lo digas expresamente y en cumplimiento del RGPD te seguiremos mostrando este mensaje.

Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, puedes ver nuestra Política de Privacidad y Aviso legal.