Baja autoestima, ¿cómo afecta a tu día a día?

Autoestima baja

La baja autoestima conduce a dos tipos de comportamiento: comportamiento muy tímido y ansioso, y estados agresivos. En ese sentido, hay un poco de confusión en la palabra «autoestima». A juzgar por el nombre, la autoestima es la forma en que nos evaluamos a nosotros mismos.  

Pero en realidad, esta es la suma de las actitudes de los demás hacia nosotros. ¿Cómo entiende un niño si es bueno o no? Sobre las reacciones de sus padres. Así se forma la autoestima: absorbemos la actitud de quienes nos rodean y sacamos conclusiones sobre lo que realmente somos.

Una persona que tiene confianza en sí misma está convencida de sus capacidades. La confianza se expresa a través de un comportamiento seguro de sí mismo. En consecuencia, el comportamiento de confianza en sí mismo que mira hacia el exterior refleja la autoestima subjetiva interna del agente. Por ello, hoy en danielevasta.com obtendrás más detalles sobre la baja autoestima y sus efectos en el día a día.

¿Qué es y qué diferencia hay entre autoestima y autoconcepto?

Antes de conocer qué efectos tiene la baja autoestima es necesario conocer el concepto de la autoestima. Además, para precisar mejor su definición, veremos qué diferencia tiene con otro término conocido: la autoconcepción o autoconcepto (idea de sí).

Primeramente, podemos definir la autoestima como la evaluación que hacemos de nosotros mismos. Recordando que esta evaluación es propia, privada y personal. Es un término que se relaciona con el concepto del yo. Es decir, la autoestima siempre está determinada por el individuo, pero evoluciona a lo largo de nuestra vida.

Baja autoestima

La autoestima afecta a la forma en que nos vemos a nosotros mismos, a todo lo que nos ocurre; e incluso a la calidad y cantidad de nuestras relaciones sociales.

Por otro lado, el autoconcepto es esencialmente la manera en que nos vemos a nosotros mismos, aquello que pensamos que somos. El autoconcepto está formado por muchas variables, pero está influenciado por nuestras interacciones con las personas importantes de nuestra vida, con las circunstancias y con la vida misma.

Diferencias clave entre autoestima y autoconcepto

Comprender cuál es tu autoconcepto y conocer tu autoestima te dará una imagen más real de lo que sientes por ti mismo y de tu relación contigo. Es decir, de cómo te tratas. Aprende a reconocerlos:

  • El autoconcepto es, sencillamente, una forma de pensar sobre uno mismo. Pero es la autoestima la que lleva a las personas a evaluar esta forma de pensar, pudiendo ser beneficiosa o dañina para ti.
  • El autoconcepto consiste en pensamientos que pueden explicarse (y expresarse) con palabras; mientras que la autoestima es un elemento emocional y subjetivo que no puede expresarse fielmente con palabras. Por tanto, es un pensamiento o una imagen mental de uno mismo.
  • El autoconcepto es un conjunto de ideas y creencias que forman una imagen mental de lo que uno es; mientras que la autoestima es la forma en que se valora cada atributo, dependiendo de la diferencia que exista entre el autoconcepto real y el ideal.

Ahora que conoces mejor este concepto, podemos continuar con lo que es la baja autoestima.

Te invito a leer: ¿Cómo afecta la genética en nuestra estabilidad emocional?

¿Qué es la baja autoestima?

Es la visión de ti mismo que te impide ser objetivo con respecto a tu valor, tus talentos y lo que te mereces.

De modo que, una persona con baja autoestima tiende a estar atormentada por complejos de inferioridad. Lo que conduce a la falta de confianza en sí misma y a la inseguridad interior pudiendo dar paso a trastornos del estado de ánimo como ansiedad y depresión.

Causas de la baja autoestima

La baja autoestima puede tener diferentes causas. La mayoría de los profesionales de la psicología creen que una autoestima saludable debe ser independiente de las influencias externas.

Se debería tener mucho en cuenta durante la fase de crecimiento y de la edad infantil (lo mismo vale para el autoconcepto). Durante estas fases de la vida la autoestima está relacionada con la autonomía. Si no se permite el desarrollo de la autonomía puede complicado tener una sana autoestima en etapas vitales sucesivas.

En casos severos, esto puede conducir a una sensación patológica de inseguridad en la edad adulta, lo que puede causar ansiedad ante las cosas cotidianas.

Por ejemplo, la imposición constante del acatamiento ciego de las reglas y restricciones conduce más adelante a la imposibilidad de la autorreflexión. Ya que no hay una visión de las propias acciones.

También la sobre protección porque radica en el mismo punto. No hay visión de lo que tus propias acciones pueden aportarte ni de lo que eres capaz de hacer.

Además, se dan en este tipo de patologías otras posibles causas. Entre las principales razones de la baja autoestima se encuentran;

  • La muerte de un ser querido o mascota.
  • Las expectativas de los padres (así como las de los profesores y otros modelos de conducta) que no se cumplen; la sensación de fracaso debido a sus expectativas; la escasa atención a las necesidades básicas en la infancia.
  • Abusos físicos, sexuales y emocionales (si se produjeron a una edad temprana, son especialmente perjudiciales).
  • El acoso escolar «bullying» y la discriminación de cualquier tipo.
  • El desempleo o las condiciones laborales precarias.
  • La presión social para seguir ciertas reglas.
  • Los problemas de salud que influyen en las actividades cotidianas o en la calidad de vida.
  • Los problemas psicológicos (las fobias, los trastornos de ansiedad, el miedo y el catastrofismo…).
  • No conseguir metas que uno mismo se ha propuesto.

Te puede interesar: La agorafobia, causas y tratamientos

Autoconcepto

¿Cómo afecta la baja autoestima a tu día a día?

Hay que ser consciente de que la baja autoestima es un problema psicológico que afecta a nuestra salud mental. Aquí nos centraremos en los principales desequilibrios que afectan directamente a nuestra salud, siendo los más comunes.

Insomnio

Suele estar asociado al estrés o a una responsabilidad excesiva. También puede estar relacionado con la baja autoestima, pues cuando nos sentimos deprimidos e infelices con nosotros mismos, se puede afectar nuestro descanso.

Depresión

Cuando una persona tiene una baja autoestima, siempre siente que no es capaz de hacer nada o que no se lo merece. Y eso lleva directamente a la depresión.

También puedes leer: Qué es la Depresión: causas, síntomas y tratamiento

Presión arterial alta

Las principales causas de la hipertensión arterial son la obesidad, la falta de ejercicio y el estrés emocional. No obstante, la hipertensión arterial también está asociada a una baja autoestima, ya que conduce a un considerable pesimismo en todos los ámbitos de la vida.

Esto sin duda se traduce en un estilo de vida sedentario. A menudo la persona en estos casos ha reducido su actividad al mínimo.

Ingesta desordenada de alimentos

La baja autoestima suele estar estrechamente relacionada con el descuido de la propia apariencia, de una dieta saludable y, por tanto, va de la mano de un trastorno alimentario.

Si crees que necesitas ayuda, no tengas miedo ni vergüenza, dé un primer y pequeño paso contactando conmigo. Mi nombre es Daniel Vasta y puedes solucionar cualquier problema de baja autoestima que tengas, generado por estrés, ansiedad, un disminuido estado de ánimo, enfermedad, etc.

Te ayudaré a gestionar y a reducir tu actual nivel de malestar.

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *