Como lidiar con la ansiedad y la incertidumbre

Como lidiar con la ansiedad en tiempos de incertidumbre

La ansiedad es la respuesta natural del cuerpo a situaciones estresantes como la incertidumbre que experimentamos a diario y más en tiempos de crisis. Sin embargo, cuando la ansiedad persiste o empeora en cualquier situación, esto puede llegar a afectar la calidad de vida. Aquí, verás varias formas de reconocer y manejar la ansiedad y la incertidumbre.

Dada la situación actual, y de los últimos quince años, es muy probable que muchos de nosotros tengamos que hacer frente a un futuro laboral incierto, por ejemplo (menor demanda, despidos, o una situación de paro que puede empeorar con el tiempo). Y si bien es común que toda esta incertidumbre nos provoque ansiedad o estrés, podemos aprender a controlarla.

Es decir, un gestionarla desde una perspectiva adaptativa, y es que la ansiedad nos permite ser conscientes de las situaciones amenazantes. En realidad, una cierta cantidad de ansiedad es beneficiosa en situaciones peligrosas, ya que puede mantenernos enfocados y ayudarnos a enfrentar los desafíos. Pero, en ciertos casos, este mecanismo funciona de manera diferente y nos obstaculiza en lugar de ayudar.

6 formas de lidiar con la ansiedad y la incertidumbre?

La ansiedad se considera un problema cuando aparece en momentos inapropiados o cuando dura tanto tiempo que interfiere con las actividades regulares de una persona. Aquí, te mostraré algunas formas de reconocer y tratar la ansiedad en tiempos de incertidumbre.

Describe los síntomas de la ansiedad

1. Describe los síntomas de la ansiedad

Muchos síntomas de ansiedad pueden incluir sudores fríos, palpitaciones, temblores, dificultad para respirar, pensamientos negativos, insomnio y tensión muscular. Es posible que te sientas ansioso si experimentas constantemente algunos de estos síntomas.

Tómate el tiempo y el espacio para reconocer tus sentimientos de temor. En lugar de suprimir o negar las emociones incómodas que puedas estar experimentando, puedes sacarlas a la luz, reconocerlas, nombrarlas sin juzgarte por lo que estás experimentando.

2. Cuida de ti y obtén asistencia profesional

Si la ansiedad está afectando significativamente a tu calidad de vida, es necesario buscar asistencia profesional.

Te conviene hacer todo lo que esté a tu alcance para ser amable contigo mismo, evitando ser demasiado exigente, contigo y con los demás. Poner nuestra salud y bienestar mental primero es muy importante en esos momentos, independientemente de cómo nos sintamos.

3. Practica yoga, respiración y mindfulness

El yoga y el son técnicas poderosas para reducir la ansiedad y el estrés. Dedica unos minutos cada día a hacer yoga o mindfulness para ver cómo tu cuerpo y tu mente se relajan y tu nivel de ansiedad disminuye.

Incluso concentrarse en simples ejercicios de respiración podría ayudarte significativamente a llegar al presente. El método 5-4-3-2-1 es una conocida técnica psicológica que suelo enseñar y aconsejar para reducir los niveles de ansiedad en momentos de incertidumbre y para parar los pensamientos en bucle.

Los ejercicios de respiración profunda, el mindfulness y las técnicas de relajación muscular progresiva (body scan) pueden ser muy útiles para reducir la ansiedad. Desarrollar tus intereses o actividades que te mantengan productivo y satisfecho (la música, la pintura, el deporte, etc.), también es crucial, además de ser actividades plenamente conscientes que te permiten estar en el presente y poder lidiar con él.

4. Mantén un estilo de vida saludable

Mantener un estilo de vida saludable podría ayudar a disminuir la ansiedad. Duerme el tiempo adecuado, haz ejercicio regularmente, come alimentos saludables y abstente del alcohol y el tabaco.

Lee sobre el Trastorno DEL SUEÑO

Haz que dormir bien por la noche sea tu primera prioridad. Cuando todo lo que te rodea cambia rápidamente, es crucial mantener la rutina diaria de la estructura y darte tiempo para recargar energías después de un largo día. Participa en hábitos de sueño saludables y trata de ser consistente con tu hora de acostarte y despertarte cada mañana.

5. Administra la información que absorbes

Es fácil sentirse abrumado por la información y más si afecta a tu relación con la incertidumbre. Maneja la información que absorbes y busca fuentes confiables. Considera revisar las noticias una o dos veces al día.

Estar pendiente de lo que pasa en el mundo las 24 horas es realmente deprimente y podría alimentar nuestros pensamientos ansiosos sobre cuán incierto es el mundo en este momento.

Está perfectamente bien para tu bienestar mental, tomar un descanso o incluso reducir por completo el uso de los medios si ese uso hace que aumente tu ansiedad. Es una buena idea enfocar tu energía en otra área para priorizar tu salud mental.

6. Busca el apoyo de tus seres queridos

Hablar con amigos y familiares puede ser de gran ayuda para reducir la ansiedad. Comparte tus sentimientos con los que te rodean y mantente atento a ellos.

Elige un libro con el que siempre soñaste leer. Mira tu programa favorito. Elige solo una cosa cada día que estés seguro de que te hará feliz. Las cosas tranquilizadoras que nos brindan la mayor felicidad y satisfacción también pueden ayudar a disminuir los sentimientos de temor y ansiedad.

Busca el apoyo de tus seres queridos

Conclusión

Los seres humanos se sienten más seguros en un mundo predecible y manejable. Pero, en realidad, es imposible saber y comprender lo que sucederá en el futuro (tanto lejano como cercano). Sin embargo, hay momentos en los que actuamos como si supiéramos exactamente lo que sucederá, ya que hacerlo nos evita tener que lidiar con la incertidumbre.

Te puede interesar: El trabajo me crea ansiedad. Cómo afrontar la vuelta al trabajo

Aquellos que están ansiosos tienden a enfocarse en los aspectos negativos de las cosas y anticipan el futuro al ver todas las cosas terribles o deplorables que ocurrirán.

Si normalmente tenemos un punto de vista pesimista y anticipamos eventos desagradables o terribles, este punto de vista alimentará nuestra ansiedad.

Practica yoga o mindfulness, mantén un estilo de vida saludable, establece una rutina diaria, limita la cantidad de información que absorbes y busca el apoyo de las personas que te importan. Puedes disminuir tu ansiedad y mejorar tu calidad de vida siguiendo estos consejos.

En conclusión, la ansiedad puede ser una reacción razonable ante situaciones inciertas, pero si persiste o empeora, es vital buscar ayuda profesional. Contacta conmigo para encontrar la forma más adecuada y personalizada para sufrir menos y mejorar tu calidad de vida.

Deje una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *